Propiedades Saludables

Propiedades Saludables de las Conservas de Pescado

Nuestras conservas de pescado azul (sardinas, sardinillas, caballas o atunes) tienen un alto contenido en Omega3 que tiene efectos beneficiosos como los siguientes:


Disminuir el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

Mejorar el control del peso favoreciendo el aumento de la resistencia insulínica.

Mejorar la función pulmonar.

Consumidar durante el embarazo y la lactancia, previenen al bebé del desarrollo de alergias e incide positivamente en su desarrollo mental.

Estudios recientes revelan que su ingesta habitual evita la acumulación en el cerebro de una proteína amiloide asociada con la enfermedad de Alzheimer.



Nuestras conservas de pescado tienen un significativo contenido en fósforo, gozando de una excelente digestibilidad. Las sardinas y sardinillas se comen normalmente con sus espinas lo que supone una buena fuente de calcio y vitamina D que facilita su absorción. Son una buena fuente de calcio para las personas con casos de osteoporosis o los intolerantes a la lactosa.


El ácido oléico que incorporan los aceites que usamos tiene importantes beneficios que previenen de enfermedades cardiovasculares y la opacidad de nuestras latas favorece la conservación de los nutrientes fotosensibles (vitaminas A y K, la piroxidina, y los ácidos fólicos) tan beneficiosos para el organismo.


Bajo el efecto del calor en la cocción de nuestras conservas, las proteínas y los almidones se hidrolizan, lo que facilita su digestión.

 

Así pues consumiendo nuestras conservas de pescado, todo son ventajas: comodidad, seguridad, higiene, nutrición y sabor.